Ideas para planear una remodelación

Sin categoría0

Ideas para planear una remodelación

Sin categoría0

remodelación-de-vivienda.jpg

¿Conviene comprar para remodelar?

Aunque lo ideal sería encontrar una casa o departamento, listo para habitarlo, es posible que, durante la búsqueda de tu casa, te encuentres con una que cumpla tus necesidades de ubicación, espacios y servicios, sin embargo, tenga detalles que debas remodelar.

En estos casos lo primero es evaluar tres aspectos: cuánto te costará la remodelación, si tienes el tiempo suficiente para supervisar el trabajo de quién lo hará y dónde vas a vivir mientras la casa queda lista.

Paso por paso

Te proponemos un pan de trabajo para que tu remodelación sea todo un éxito y no te quedes a medio camino, o requieras un desembolso mayor por poca previsión.

Paso 1. Determina si puedes con la remodelación

No importa cómo hayas pagado o pienses pagar la nueva vivienda, la única forma de hacerle modificaciones es si están incluidas en tu plan de compra. Nuestra recomendación es que adquieras una propiedad un poco más barata de lo que tu presupuesto te permite, así podrás utilizar el remanente para las adecuaciones que la conviertan en el mejor reflejo de tus sueños.

Analiza cuánto te va a costar la remodelación, trabaja en el presupuesto, cotiza con varios expertos y comprara. Considera por lo menos un 20% más del presupuesto para imprevistos.

Regla 2. Lo urgente y lo que es capricho

Determina qué es urgente y cuáles cambios podrían esperar unos meses para no descapitalizarte. Analiza las necesidades de tu familia y lo que la casa ofrece. Lo que funcione, aunque no sea ideal, déjalo al final.

Regla 3. Contrata a los mejores, y supervísalos

¿Conoces expertos de tu confianza que se hagan cargo de la remodelación, a un precio justo y un trabajo de buena calidad?

Ahorra tiempo y dinero, es mejor contratar a un experto para la remodelación. Sólo si tienes experiencia en pintar, o algún trabajo de plomería o electricidad, es posible que tu te encargues de esa parte de la remodelación y así ahorrar un poco de tu presupuesto.

Considera los cursos de “hazlo tu mismo” que algunas tiendas, como Home Depot y Comex ofrecen gratuitamente, siempre y cuando compres el material con ellos.

Es importante que tomes en cuenta qué tiempo disponible tienes para supervisar la remodelación. No se trata de pasar por la casa sólo el fin de semana.

Regla 4. Prioriza y remodela cada rincón

El dinero que gastarás en los espacios de la casa crecerá de lo más barato, en la recámara y estancia-comedor, hasta los más costoso que son los baños y la cocina, principalmente ésta última.

Para saber qué sí y qué no pregúntate: ¿realmente lo necesito? ¿no podría habitar sin esta remodelación?

Prioridad 1: Seguridad. Las instalaciones de gas, eléctrica e hidráulica deben estar en su mejor forma.

En una casa nueva, fíjate en los accesos. Revisa que ventanas y puertas sean funcionales y seguras. En caso necesario, coloca protecciones de herrería, y si tienes espacios abiertos piensa en levantar una barda para aislarlos de los extraños.

Prioridad 2: Los muebles de baño y cocina. Estas áreas de la casa aportan valor, así que debes tenerlas en excelente estado. Si tienen averías o defectos habrá que cambiarlos de inmediato, pero si se trata de una cuestión estética, podrán ser el segundo paso en la lista.

La remodelación de los baños añade valor y casi siempre se recupera entre 95 y 100% en el precio de venta, seguida por las mejoras que se hacen en la cocina.

Prioridad 3. Ampliaciones y planes estéticos. Las recámaras y estancias (sala y comedor), son los espacios más económicos para remodelar, pues sólo se considera el piso, muros y closets. Te sugerimos  dejarlo en una segunda etapa.

En este tiempo, además de cons eguir un presupuesto mayor, podrás habitar la casa y conocer la temperatura de cada habitación y su nivel de uso, esto te ayudará a determinar si te conviene un piso cerámico, laminado, alfombra o cualquier otra solución que actualmente ofrecen las marcas especializadas en pisos.

La remodelación que te conviene es aquella que no requiere de cambios complicados, donde tu presupuesto realmente se verá reflejado en una casa a tu gusto y que en un futuro, cuando quieras vender puedas sacar provecho de esas mejoras.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola